25/1/10

Familias heteroparentales y homoparentales

En la población mexicana se está “debatiendo” sobre si está bien o no que las parejas del mismo sexo tenga, adopten, críen y eduquen a sus hijos. Es un tema que ha creado mucha controversia infundamentada, una gran variedad de opiniones y argumentos vacíos, y muchas, pero muchas agresiones (basta con entrar a la sección de comentarios y ver lo que los lectores dicen en el artículo del Universal). Además, los representantes el gobierno nacional en el Distrito federal no han ayudado en lo más mínimo con su encuesta.

El artículo en el Universal por Natalia Gómez Quintero abre diciendo que los hijos de familias gays no tienen desventajas según los estudios científicos: aseguran que la homosexualidad no “se pega” y que no tienen problemas emocionales por crecer en un ámbito social con dos padres o madres del mismo sexo.

La nota hace referencia únicamente a un artículo publicado por la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) llamado Lesbian and Gay Parenting (Crianza de hijos por lesbianas y gays). Este artículo es un meta-análisis de aquellos estudios que se han realizado previamente (sin contarlos y confiando en lo que dice la reportera, más de 100 estudios realizados en Estados Unidos y Europa).

Los resultados son aplastantes: No se encuentran diferencias significativas entre las familias homoparentales y las familias heteroparentales con relación la crianza de hijos.

Una de las creencias más difundidas, y por lo que mucha gente dice estar en contra de la adopción en familias homoparentales, es que la identidad sexual será cambiada. El artículo divide ésta en tres: identidad de género: la auto-identificación como hombre o mujer; conducta de rol de género: a hasta que extensión una persona tiene actividades, ocupaciones y demás las cuales son culturalmente consideradas como masculinas o femeninas; y Orientación sexual: que se refiere a elección de una persona por su pareja sexual (homosexual, heterosexual o bisexual). A continuación hago un resumen de estos resultados.

Identidad de Género: No se encontró que los hijos de madres lesbianas quisieran pertenecer al otro sexo y que eran felices con su género (Golombok, Spencer y Rutter, 1983).

Conducta de rol de género: Se cree que los hijos de homosexuales preferirán cosas y objetos pertenecientes al sexo opuesto de cada niño, pensando que esto es evidencia de que las familias homoparentales cambian la conducta de los niños y niñas. Los resultados muestran que las diferencias entre hijos de madres lesbianas y heterosexuales son básicamente nulas con respecto a la preferencia de juguetes, actividades y decisiones ocupacionales (Kirpatrick, et al, 1981).

Orientación Sexual: En todas las investigaciones, la gran mayoría de hijos de madres lesbianas y padres gay se describían a sí mismos como heterosexuales, derrocando así la percepción de que los hijos de homosexuales serán homosexuales. (Bailey,Bobrow,Wolfe, & Mickach, 1995; Bozett,1980,1987,1989; Gottman, 1990;Golombok & Tasker,1996; Green,1978; Huggins,1989; Miller,1979; Paul,1986; Rees,1979; Tasker & Golombok,1997).

Otras áreas relacionadas al tema y a los diferentes mitos y malas concepciones que se estudiaron fueron: separación-individualización, evaluaciones psiquiátricas, problemas conductuales, personalidad, auto-concepto, Locus de control, capacidad para juzgar moralmente, ajuste escolar, e inteligencia.

Sin sorpresa, y al igual que con los estudios relacionados a la identidad sexual, los resultados de investigaciones científicamente basadas muestran que no existe diferencia entre aquellos niños que fueron criados y educados en el seno de familias heterosexuales y aquellos en familias homosexuales.

De igual forma, aquellos estudios que han analizado la socialización encontraron que la relación de niños de padres homosexuales hacia niños de su misma edad es significativamente parecida a las relaciones que mantienen niños con padres heterosexuales. Con respecto a si los hijos de homosexuales son más o menos molestados, los estudios y las madres de los hijos, contestaron que el nivel de bromas o de ser victimizados no era mayor que el de otros niños. También se ha encontrado que el número y la calidad de las relaciones entre adolescente es completamente independiente a la orientación sexual materna.

En resumen: “Resultados de la investigación a la fecha sugieren que los niños de padres y madres lesbianas y gays tienen relaciones positivas con sus compañeros y que su relación con adultos de ambos sexos es satisfactoria… Los miedos de que los niños de hombres y mujeres lesbianas sean abusados sexualmente por adultos, molestados por compañeros, o aislados a comunidades únicamente de lesbianas o gays no han recibido apoyo alguno por los resultados de la investigación existente.”

Creo que ha quedado muy claro, la evidencia sugiere que los homosexuales no están incapacitados para ser padres o que el desarrollo psicosocial de los niños está comprometido relativo a aquellos niños de padres heterosexuales.

Una vez establecido el cuerpo de investigaciones científicas que existe hasta la fecha, y tomando únicamente esta información (pues un gobierno debería de ser guiado y tomar acciones en consecuencia de lo que la evidencia dicta y no los mitos o creencias de ellos mismos), contestemos las tres preguntas que no expone el PAN DF:

¿Está de acuerdo o en desacuerdo en que las parejas homosexuales puedan adoptar niños y niñas?

Estoy de acuerdo, las investigaciones científicas han encontrado que no hay diferencia alguna entre la forma de criar a un niño por parte de una pareja homosexual o una pareja heterosexual. Las variables a determinar si una pareja es apta para adoptar no depende de la preferencia sexual de éstas, si no de sus aptitudes como padres, su disposición para cuidar y otorgar lo necesario al hijo para su bienestar y su entendimiento del esfuerzo que implica ser padres. Ninguna de estás características está relacionada con la orientación o preferencia sexual.

¿Está usted de acuerdo o en desacuerdo con el matrimonio entre homosexuales?

Estoy de acuerdo, pues las investigaciones científicas han encontrado que no existe diferencia alguna entre las parejas heterosexuales y las parejas homosexuales. Una vez más, las razones para permitir o negar el matrimonio a una pareja no dependen de si se están casando o no con una persona del mismo sexo, más bien, debería enfocarse en si el matrimonio es un acto aceptado por ambas partes o éste es impuesto por otra persona.

¿Cree usted que un niño adoptado por homosexuales sería víctima de discriminación por parte de sus compañeros?

Esta respuesta es más complicada. De entrada hay que aceptar que todos los niños pueden ser víctimas de la discriminación por parte de sus compañeros, sin importar si los padres son o no heterosexuales. Por ende, sí creo que un niño adoptado por padres homosexuales puede ser molestado por sus compañeros, pero no más que otro niño con padres heterosexuales, o hijos de padres soleteros o padres divorciados o pobres o ricos, o morenos, o discapacitados. El que los niños molesten a otros niños no puede ser considerado como una razón para prohibir algo o no. De ser así, sería imperante prohibir la existencia de personas con discapacidad o a las mujeres por ser discriminadas todos los días o tener la tez o complexión corporal diferente a lo que los medios de comunicación promueven constantemente. Si alguien resulta discriminado, el que debe de cambiar es aquel que discrimina. Si los niños molestan a otros niños por tener padres homosexuales, será trabajo de los maestros, de los padres de los que molestan, de los padres de los molestados y de la sociedad en general, enseñarle al discriminador que está mal lo que está haciendo y que no es aceptado por la sociedad y debería de tener un castigo apropiado.

Esta encuesta es una vergüenza. Para empezar el gobierno no debería de contabilizar a las personas que creen en mitos, prejuicios e ideas sin fundamentos para crear e impulsar políticas públicas; y en caso de querer contabilizarlas para llegar una solución de interés general, solamente deberían de ser tomada en cuenta aquellas opiniones respaldadas por evidencia. Segundo, sin van a hacer una serie de preguntas, que éstas por lo menos sean claras y no confusas como en el caso de la pregunta 3. Tercero, este tipo de encuestas e ideas únicamente encubren el problema de verdad: que todo ciudadano mexicano tiene el derecho a actuar libremente, a decidir sobre su vida y como la lleva a cabo y que el gobierno está para habilitar esta situación no para coartarla. Prohibir actitudes, aptitudes o conductas basándose en mitos y prejuicios únicamente lastima a la sociedad, no la ayuda a crecer y mejorar.

En fin, mientras estas acciones sigan sucediendo habrá que seguir denunciándolas y argumentando a favor o en contra de ellas siempre con evidencia y razonamiento lógico. Una vez más, el gobierno no puede tomar decisiones sin evidencia.
blog comments powered by Disqus
top